Reforzar las venas y luchan venas varicosas supuesto

Las venas son tubos internos que llevan la sangre de nuestro cuerpo y que recogen las sustancias de desecho que se filtran a continuación, del hígado Las venas elásticas y fuertes son esenciales para una buena circulación y para la salud del corazón. Sin embargo, con los años, estos tienden a debilitarse y endurecerse, dando lugar a diversos problemas de salud.

El envejecimiento es una de las causas de los problemas de las venas. Otros factores que pueden reducir la calidad de vida son un estilo de vida sedentario, el consumo excesivo de grasa, los malos hábitos como el tabaquismo o las deficiencias de nutrientes.

Venas varicosas

Las venas de la parte inferior de nuestro cuerpo tienen que realizar un trabajo más intenso que las de otras áreas del cuerpo. Esto se debe a la incidencia de la gravedad, que hace que sea más fácil pasar la sangre de los pies al corazón. Las extremidades inferiores deben soportar el peso del cuerpo, lo que afecta particularmente el flujo de sangre en las venas.

Cuando las venas se debilitan y las válvulas que controlan la circulación se someten a una fuerte presión, dejan de funcionar correctamente y la sangre no llega bien al corazón. Debido a esto, las venas de la parte inferior del cuerpo se inflaman y se forman nódulos que se conocen comúnmente como venas varicosas.

Las venas varicosas son considerados un problema desagradable por su tono azulado y la inflamación que producen en las piernas. El resultado son los famosos capilares a la vista que se ramifican en todas las patas y que hacen que la apariencia de estos sea desagradable. Sin embargo, además de ser un problema estético, es un problema que afecta a la salud directamente, ya que los tejidos circundantes se ven afectados por la acumulación de toxinas y que a la larga, puede provocar úlceras. Como si eso no fuera suficiente, las dificultades circulatorias pueden causar serios problemas a su salud cardiovascular.

Ejercicios para prevenir y combatir las venas varicosas

La actividad física es uno de los mejores tratamientos para prevenir y combatir el problema de las venas varicosas. El ejercicio implica el movimiento constante del cuerpo y ayuda a mejorar la circulación, así como también a actuar eficazmente para resolver este problema.

Estos son los mejores ejercicios para este propósito:

  • Gimnasia Natación Ciclismo Spinning
  • El yoga Ir caminando

Otra buena opción es realizar una rutina de ejercicios de 20 minutos que incluye una buena sesión estiramiento y levantamiento de las piernas. Estos movimientos localizados son ideales para fortalecer las venas.

Finalmente, sube las piernas hacia arriba; levantar y bajarlos veinte veces.

Nutrición

La nutrición también juega un papel vital en la salud de las venas, ya que necesitan algunos nutrientes para fortalecer y mantener la elasticidad. Debemos aumentar el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 tales como, por ejemplo, aceite de pescado y semillas (chia, lino etc.). También es necesario seguir una dieta basada en frutas y verduras, y incluyen aminoácidos, tales como levadura de cerveza o soja.

Jugo para fortificar las venas y luchar contra las venas varicosas

Este jugo ayuda a fortalecer las venas y los capilares, así como a purificar la sangre para eliminar las toxinas. Su consumo regular contribuye a una mejor circulación sanguínea y reduce la incidencia de venas varicosas.

  • Ingredientes 1 tallo de apio 2
  • tomates rojos 1 diente de ajo
  • 1 trozo de cebolla 1 de vidrio y un medio de jugo de aloe (300 ml)
  • 1 espirulina cuchara (5 g)

Cómo preparar?

Ponga todos los ingredientes en una licuadora, mezcle durante unos minutos y tome el jugo con el estómago vacío.

Tratamiento para preparar en casa

Este remedio es muy fácil de preparar y brinda excelentes resultados si se toma con regularidad. Simplemente tiene que comprar un repollo y separar sus hojas. Luego, aplana cada hoja con un rodillo y aplícala en el área donde ocurren las venas varicosas. Salir por la noche o por un par de horas.

Es muy importante tener en cuenta que el tratamiento de las venas varicosas no da resultados inmediatos y requiere un cambio en los hábitos de la vida. Mejorar la nutrición, hacer ejercicio regularmente y tener en cuenta este consejo puede ayudarlo a reducir este problema. Sin embargo, en los casos más graves, la cirugía es necesaria.

Ver También
Meningitis: causas, síntomas y tratamiento Datos Interesantes
7 Errores comunes que cometemos cuando nos lavamos la cara Buenos Hábitos
Tos para detener una repentina curiosidad ataque al corazón Datos Interesantes